10 razones para renovar el sistema de facturación del restaurante

POS: el sistema de facturación de un restaurante

España es un país de bares y restaurantes. Miles de ellos todavía dependen de viejas cajas registradoras. Muchos tienen un sistema de facturación que solo sirve para introducir pedidos y sacar cuentas.

Pero un sistema de facturación en el punto de venta (POS, Point of Sale, por sus siglas en inglés) puede ser lo que marque la diferencia entre un establecimiento cerrado y uno que continúe abierto.

A nivel internacional las ventas de POS se están disparando.

Modernizar el sistema de facturación de un restaurante puede ser la inversión más rentable que su propietario puede realizar. A poco que se haga bien, el retorno de la inversión está garantizado

Debido a que la mayor parte de los restaurantes tienen unos beneficios escuálidos, se muestran muy recelosos a la hora de invertir su capital en algo que no pruebe que es rentable.

Un nuevo terminal de facturación casi siempre es una buena inversión. Si eres de los que está dudando de los beneficios de la tecnología aplicada a tu restaurante, tienes que leer estas diez razones por las cuales deberías implantarlo.

1. Aceleras las ventas

Si hay algo que me resulta desalentador es ver a un camarero moviendo el dedo a lo largo de una pantalla si fuera un detector de metal sin encontrar el botón adecuado en el que posarse.
Incluso si ya tienes un POS en tu restaurante, una tecnología anticuada puede hacer difícil encontrar el botón correcto en el momento correcto

Los sistemas de facturación con menús intuitivos facilitan el proceso de introducir cualquier pedido en una pantalla. De media un camarero puede ahorrar alrededor de 10 segundos por cada comanda. Puede que te parezca poco. Pero cuenta esos 10 segundos un viernes por la noche cuando tienes las mesas y la barra llena.

Con una mayor agilidad a la hora de introducir los pedidos, las comandas también son despachadas más rápidamente. Y tanto tu como tus clientes y tu personal se estresan menos.

2. Reduces los errores

Aparte de ahorrar tiempo y dinero, al introducir los pedidos en un menú fácil e intuitivo hace que se cometan menos errores.
Incluso si los errores ocurren solo en un 1% de los pedidos con tu sistema actual, imagina cuánto dinero puedes ahorrar en el transcurso de un año o incluso de 5 años.

Además los errores pueden provocar algo que te puede hacer perder más dinero incluso que el olvido de una cerveza. Si te equivocas de más con un cliente, es probable que éste se dé cuenta una vez abandone el restaurante. En una parte de los casos se sentirán engañados…y no volverán a tu local.

La mayor parte de los negocios dependen de que los clientes retornen continuamente, pero en un restaurante la fidelidad del cliente es una necesidad.

3. Recortas el desperdicio de alimentos

Cuando una comanda es introducida en un terminal de punto de venta, el software graba la salida de esa materia prima. Esto significa que puedes tener un mejor control de las existencias y encontrar aquellos tomates que no aparecieron en una primera revisión en la despensa.

4. Ahorras dinero con una planificación más inteligente

Una deficiente planificación puede costarte mucho dinero. De varias formas.
Primero, si lo quieres hacer correctamente con tu viejo sistema, tienes que sentarte durante mucho tiempo y hacer los cálculos de personal, y existencias que necesitas para cada día de la semana.
Requiere manejar muchos datos. Y hacer una predicción con datos sobre las necesidades de personal que tendrás en función del día del mes o incluso la hora, puede ser vital para tu negocio.
Evitas pagar demasiados sueldos en momentos en que no los necesitas. O prestar un pobre servicio a tus clientes si te encuentras desbordado.

Hacer una planificación semanal puede ser fácil si tienes una herramienta como el POS. Conocerás de antemano las necesidades de personal y de materiales sin necesidad de tener que estar haciendo adivinaciones.

5. Reduces el riesgo de hurtos

El robo de los empleados es algo más frecuente de lo que piensas.

Es muy fácil engañar a una caja registradora. Como las cuentas se sacar al final, basta con no introducir algunos artículos o modificar a posteriori lo introducido.

Con el POS, los pedidos se van introduciendo a medida que se pide. La cuenta se hace al final, cuando todo está suministrado. Y los cambios que se hagan quedan registrados.
Los empleados saben que es más fácil engañar a un POS. Lo que evita las tentaciones.

6 Llevas un control efectivo de tu inventario

¿Cuánto tienes de inventario en tu restaurante? ¿Qué tal si puedes ahorrarte un 5 o un 10% de tu inventario?
Sabiendo lo que necesitas y cuando lo necesitas es más fácil programar el suministro para reducir la necesidad de almacenamiento sin sufrir agotamientos de algunos productos.
Llevando el inventario directamente desde el sistema de facturación puedes controlar las entradas y las salidas y ayudas a reducir el desperdicio.

7. Los empleados pueden usar terminales móviles para tomar nota en las mesas un 20% más rápido

Durante las horas punta no tendrás por estar corriendo de las mesas a la barra o la cocina. Puedes tomar nota en dispositivos móviles y transmitir directamente la comanda al personal que puede prepararlo mientras sigues tomando nota a otras mesas.

Finalmente, a la hora de pagar no tendrás que recordar lo que le serviste a cada mesa. Puedes ahorrar mucho tiempo al dar la factura a clientes. Que puedes emplear en atender a otros clientes o en ahorrar la nómina de personal.

No solo restaurantes con mesa pueden beneficiarse del ahorro de tiempo. Incluso los locales de comida rápida pueden utilizar dispositivos móviles durante las horas punta para enviar más órdenes a la cocina.

8. Más clientes de leales

Con los sistemas POS puedes premiar la lealtad de los clientes. Ofreciendo regalos o descuentos en su próxima visita puedes incrementar el tamaño de la cuenta hasta en un 46%. Y un cliente leal es una fuente importante de nuevos clientes.

9.Tarjetas regalo

Los cupones descuento (https://www.groupon.es/) son una forma poderosa de atraer nuevos clientes. Otras formas de incentivar las ventas es a través de las webs especializadas en regalar experiencias
La integración en el POS hace que el proceso sea sencillo.

La pérdida de beneficio o el coste por estas tarjetas regalos son ínfimas si las comparas el incremento de la facturación que puedes tener.

10. Mantienes al personal feliz

Evitar el estrés en el trabajo y tener todo bajo control hace que todo sea más fluido. Se producen menos roces entre los empleados y entre estos y los clientes.

Un trabajador feliz puede hacer más felices a tus clientes. Y estos pueden hacer más feliz tu cuenta bancaria.

Siguenos: